Xiaomi Redmi 3 Pro, una gran alternativa.

Algo que todos tenemos claro es que nos gustan los productos con tres B, buenos, bonitos y baratos; eso salvo que seas un fanático de X marca y prefieras gastar cantidades que al menos yo considero excesivas.

Si tu perfil de comprador es más parecido al primero, el Redmi 3 Pro puede ser lo que andes buscando.
Dentro de la gama de terminales de Xiaomi, el Redmi 3 Pro se situaría en la zona media de la tabla tanto por precio como por componentes montados.
Si echamos un vistazo a sus características nos vamos a encontrar una pantalla IPS de 5 pulgadas con resolución de 1280 x 720 con una densidad de 294 ppi que realmente se ve muy bien, muestra una gama cromática muy completa con colores vivos.
El angulo de visión como ya es normal se acerca a los 180º por lo que no tendremos problemas a la hora de visualizar la pantalla desde cualquier angulo de visión.
Además el sensor de luz se muestra rápido y corregirá rápidamente la luminosidad de la pantalla cuando usemos el terminal en la calle, con lo que no tendremos problemas a la hora de ver nuestro terminal con la luz del sol dando directamente en la pantalla.
El corazón que late en el interior es un Snapdragon 616 con 64 bits y 8 núcleos repartidos en dos grupos de cuatro núcleos, siendo uno de ellos a 1,5 GHz y los otros a 1,2 GHz.
Le acompaña una gráfica Adreno 405 y 3 Gbytes de memoria RAM.
Como vemos no se trata de un chip ultrapotente, sin embargo nos aseguran un uso fluido y sin problemas, en el vídeo podréis ver como mantengo todas las apps en segundo plano y no laguea en absoluto al mover apps como Real Racing 3.
El apartado del almacenamiento está muy bien resuelto, ya que viene de serie con 32 Gbytes y es ampliable mediante tarjeta micro SD hasta 256 Gbytes. Más que suficiente para la mayoría de los usuarios.
Otra de las cosas en la que nos solemos fijar es la cámara y en el Redmi 3 Pro vamos a encontrar un sensor de 13 MPx con focal 2.0 en la parte trasera y uno de 5 MPx con focal 2.2 en la parte delantera.
Según los datos los sensores no son espectaculares, pero al igual que sucede con el resto del terminal, están por encima de lo esperado.
El sensor trasero consigue capturar más luz de la esperada en un principio y se muestra muy exacto a la hora de captar los colores, siendo bastante fieles a la realidad.
En cuanto a conectividad como es lógico cuenta con todo lo necesario. Bluetooth 4.1 con soporte A2DP y por supuesto WiFi 802.11 a/b/g/n/ac que funciona tanto para bandas 2.4 GHz como 5.0 GHz.
Tenemos como ya es costumbre tanto 3G como 4G, con las siguientes bandas disponibles:
  • 2G: GSM 850/900/1800/1900MHz
  • 3G: WCDMA 840/900/1900/2100MHz
  • 4G: FDD-LTE 1800/2100/2600MHz
De nuestro posicionamiento se van a encargar los sensores de GPS, A-GPS y BDS. Y además cuenta con Radio FM, acelerómetro, giroscopio, sensor de luz y sensor de proximidad.
Por supuesto todo el hardware necesita voltios y amperios para mantenerse activo, y os puedo asegurar que este es el apartado donde más me ha sorprendido el Redmi 3 Pro.
Los 4100 mAh que monta se estiran y mucho, es con diferencia el terminal que más tiempo he mantenido activo con una sola carga, 3 días separado del cargador; de hecho, tenía tanta seguridad en su duración que aún saliendo de viaje un fin de semana, me conformé con desconectar el terminal el Viernes a la mañana y ¡¡NO ECHAR EL CARGADOR!!
Algunos podréis pensar que no usando el móvil es fácil de conseguir, pero no es el caso. Más de 7 horas de pantalla activa, todo sincronizado, brillo de pantalla automático, WiFi, Bluetooth activado, etc, etc.
Dejando los datos a un lado y centrándonos más en lo que percibimos, nos vamos a encontrar con un terminal que entra bastante bien por la vista, no es espectacular ni mucho menos, pero se deja querer.
Nos encontramos con un smartphone fabricado en aluminio salvo la parte superior e inferior que están rematadas en material plástico, todo bien encajado y con una terminación muy cuidada.
Lo que sí se nota son los 144 gramos que pesa, sobre todo si vienes de uno más ligero, si no, realmente no es es problema.
Incorpora un slot lateral para alojar las tarjetas SIM en formato micro y nano, o una tajeta micro sim conjuntamente con una tarjeta micro sd para aumentar el espacio de almacenamiento.
Como es normal nos acompaña MIUI en versión 7 y 8, que ya está disponible para instalar en el Redmi 3 como ya os explique en este artículo.
Si nos centramos en su última versión, destacaría la incorporación de lo que llaman “Segundo espacio”, la posibilidad de duplicar apps para mantener dos usuarios diferentes y el “Bloqueo de aplicaciones”
También ha mejorado la app nativa de la cámara respecto a MIUI 7, sin llegar a ser del todo lo que me gustaría encontrarme; le faltan opciones si buscas sacar el máximo rendimiento al sensor.
Algo que va a marcar el uso del terminal es el sensor de huellas, nada más arrancar ya realizamos la configuración del mismo y tras pasar un mes usando este terminal, al volver a mi Mi4C lo primero que hice fue poner el dedo en el “sensor” para desbloquearlo, suerte que tenía puesta la Mi Band y se encargo ella de desbloquear mi smartphone.
Como digo, el sensor de huella marca el uso del terminal, a mi entender bien posicionado, he probado otros con el sensor en el frontal y no me termina de convencer, dado que tienes que modificar la forma en la que sujetas el móvil para poder situar el dedo en el sensor.
En el Redmi, el sensor de huellas está situado en la parte trasera, en una zona donde nuestro dedo índice suele caer por sí solo, sin necesidad de forzar la posición de nuestra mano; por lo que resulta muy intuitivo y si además responde con la velocidad que lo hace el de Xiaomi, pues mucho mejor.
En conclusión, nos encontramos con un terminal que vamos a poder encontrar por unos 190$ en Gearbest o desde 138,99$ en Aliexpress toda una oferta irresistible si tenemos en cuenta que es más o menos lo que me costo el Meizu M2 que os mostré en este artículo anterior (que tampoco está nada mal) y que aún podemos encontrar por por 113$ en Aliexpress o 119,99$ en Gearbest.

Sea como fuere, si finalmente te decides por hacerte con un Redmi 3 Pro, estoy seguro de que no te defraudará.

label, ,

About the author