Xiaomi Mi Pad 3 ¡¡que decepción!!

9

Xiaomi y las tablets son una pareja que nunca ha terminado de cuajar del todo, una especie de proyecto obligado en el cual no invierten ni el tiempo, ni la capacidad humana/tecnológica que deberían, y fruto de esos cultivos terminan viendo la luz productos que bajo mi punto de vista están bastante lejos de cumplir con lo esperado.

Pero antes de proseguir, vamos a echar un vistazo a la Mi Pad 3.

A primera vista nos encontramos ante una re-edición de la Mi Pad 2, de hecho tanto dimensiones como peso son prácticamente idénticos variando apenas unos milímetros arriba o abajo.

Si nos fijamos en la pantalla sigue manteniendo las 7,9 pulgadas de tamaño y resolución 2048 x 1536 pixeles con 326 ppi, así que en este apartado tampoco ha cambiado nada.

La batería si ha experimentado un ligero aumento respecto a los 6190 mAh de la Mi Pad2, pasando a contar ahora con 6600 mAh lo que nos dará algo más de autonomía de uso.

Otro aspecto que también ha cambiado son las cámaras que incorpora. Si bien el sensor trasero ha aumentado su capacidad hasta los 13 MP, no es menos cierto que ha pasado a contar con una focal 2.2, lo que redundara en una perdida de la capacidad para capturar la luz ambiente.

En cuanto a la cámara delantera sigue montando un sensor de 5 MP y focal 2.0, los mismos datos que podíamos ver en la Mi Pad 2.

Si hablamos del almacenamiento la cosa tampoco ha variado mucho salvo sorpresa de última hora, de momento la Mi Pad 3 se ofrece en una única versión de 64 Gbytes, coincidente con el tope de gama de la anterior versión.

Lo que si ha variado es la memoria RAM que se duplica respecto a la Mi Pad 2 y ahora contaremos con 4 Gbytes de tipo LPDDR3.

Pero donde realmente está el meollo de la cuestión es en el procesador elegido para la Mi Pad 3, ya que desvela mucho las intenciones de este nuevo modelo.

Xiaomi a decidido prescindir del procesador Intel que montando en la Mi Pad 2 o de los Nvidia usados en el primer Mi Pad y ha decidido incorporar un Mediatek 8176 de 6 nucleos, dos de ellos a 2,1 GHz y cuatro a 1,7 GHz.

Conociendo este dato ya nos podemos ir olvidando de versión Windows de la Mi Pad, pero puede ser que hayamos ganado en una mejor actualización de su software, que es uno de los puntos flacos de sus anteriores versiones.

En este aspecto la Mi Pad 1 se ha quedado estancada en Android 4.4.4 contando de forma oficial con MIUI 7 si optas por instalar una ROM Global o MIUI 8 si pasamos a una ROM China.

Si nos fijamos en la Mi Pad 2 ni siquiera cuenta con versión Global de manera oficial por lo que tendríamos que instalar la versión China con MIUI 8 y Android 5.1 o tendríamos la opción de poner Windows 10.

¿Y como viene la Mi Pad 3? pues sinceramente, tampoco es para tirar cohetes, ya que de origen viene instalado MIUI 8 y Android 6.0.

El precio de la Mi Pad 3 en origen es de 1499 Yuanes que al cambio son 205€, para poder comprarla podemos pasar por GEARBEST donde está a 289€.

¿Y la competencia que opina?

Pues me imagino que muchas son las carcajadas que se han tenido que escuchar en los centros de CHUWI o Teclast que cuentan con productos mucho mejores a nivel conjunto y soluciones bastante practicas.

Cierto es que no tienen tanto renombre, pero eso es justo lo que Xiaomi no debería olvidar, porque al menos en este caso parece que al pez grande, se lo puede comer el chico.