Ulefone Paris, un octacore de bajo precio y 5 pulgadas

4

Ulefone presentaba recientemente el modelo Paris, un smartphone para la gama de acceso que por precio y características puede ser una buena opción de compra si no necesitamos tener uno de los flagship de las marcas más reconocidas.

Este nuevo terminal que podemos adquirir por unos 120$ en la versión con accesorios incluidos, trae todo lo necesario a nivel de hardware para que no lamentemos haber realizado una inversión mayor en móviles más potentes, que acabaremos usando para enviar Whatsapp y mirar nuestro muro de Facebook.

¿Pero realmente merece la pena comprarlo?
Repasemos en primer lugar sus características para hacernos una idea de que tenemos entre manos.
Se trata de un terminal con pantalla IPS de 5 pulgadas y resolución 1280 x 720 pixeles con tecnología OGS y 320 dpi, que se ve realmente bien; los ángulos de visión son cercanos a los 180º no perdiendo nitidez en ningún caso, incluso en situaciones de mucha luz. Además cuenta con protección Corning Gorilla Glass 3.

El procesador encargado de dar vida a este smartphone es el MTK6753, un procesador de ocho núcleos y 64 bits a 1.3 GHz de Mediatek, más que suficiente para gestionar eficazmente todas las tareas que realicemos con el móvil.
Va acompañado de una GPU Mali-T720 y 2 GB de memoria RAM LPDDR3 a 1866 MHz, un conjunto que cumplirá de sobra para nuestro día a día y que consigue unos 36000 puntos en Antutu.

 

En el apartado del almacenamiento tenemos 16 GB EMMC que después de descontar el sistema nos deja libres casi 11 GB que son ampliables mediante MicroSD  de hasta 128 GB.
El conjunto fotográfico se ha confiado a dos sensores Omnivision, siendo el sensor OV13850 de 13 MP y apertura 1.8f el encargado de tomar nuestras fotos con la cámara trasera y un sensor OV5648 de 5 MP para la cámara delantera.

Un conjunto con el que podremos sacar buenas tomas siempre y cuando dispongamos de luz suficiente, como la mayoría de los móviles; cuenta con una app de cámara muy sencilla con algunas funciones curiosas como la toma de fotografías con seguimiento de objetos o la posibilidad de disparar hasta 40 tomas consecutivas.

La conectividad esta asegurada en este terminal ya que cuenta con conexión GSM, 3G y 4G con todas las bandas que en España se usan para esta última. Por supuesto viene equipado con WiFi b/g/n a 2.4 GHz, prescindiendo de la banda de 5 GHz.

También cuenta con Bluetooth 4.0, GPS, A-GPS, Glonass, sensor de luz, sensor de proximidad y acelerometro.
Y hasta aquí los fríos datos, pero que se esconde detrás de esta amalgama de siglas y números.
Pues en primer lugar y dado que es lo primero que nos llega, tiene un bonito diseño que recuerda mucho a los terminales de Cupertino. El cristal terminado con curvatura 2.5D junto con el perfil de aluminio le dan un aspecto premium.

Cuando lo coges lo primero que sientes es justamente lo que no sientes, peso, son tan solo 128 gramos para un terminal de 5 pulgadas, un dato muy bueno; que además se complementa con el tacto suave de su tapa trasera y el grosor de tan solo 8 mm.

Se siente fácil de manejar y se agarra con total solvencia, esto considero que es debido al cristal 2.5D, algo que se agradece al hablar de un terminal de 144,5 mm de largo por 71,7 mm de ancho; medidas que para mi gusto son algo grandes, sobre todo el largo donde le habría metido un tijeretazo para acortarlo un poco.

Lo siguiente es ponerle la batería de 2250 mAh firmada por Sony, este proceso es algo complicado ya que la tapa trasera está muy bien enganchada y da realmente miedo el terminar partiendo algo antes de estrenar el smartphone.
Ya que tenemos la tapa abierta aprovecha para insertar la Micro SIM o ambas, ya que dispone de dos ranuras para tal efecto y como antes comentaba, una bahía para la extensión del almacenamiento mediante Micro SD.
Arrancamos!! El primer arranque es lento, tarda un buen rato y cuando termina el proceso de configuración de cuentas nos hace la gran pregunta “elija una opción – Launcher3 o Fondos de pantalla” ¿como saberlo? ¡Probando! No queda otra.
El primero de ellos, Launcher3, es lo que llamaríamos Android stock, un lanzador común con las app dentro del cajón de aplicaciones.

El segundo es una especie de lanzador tipo MIUI que en principio hace mucha gracia, sobre todo a mi que soy miuimaniaco, al verlo solté un ¡TOMA YA! viene con varios temas y una app para poder descargar muchos más; pero a medida que vas usando el móvil te das cuenta que de vez en cuando laguea un poco (prácticamente inapreciable) y el culpable no es otro que el dichoso lanzador.

Mi recomendación, dejar este puesto o recurrir al Play Market para descargar otro; no es buena idea establecer el Launcher3 como lanzador ya que presenta conflictos con la conexión WiFi impidiendo que funcione normalmente.
Otra de las cosas que debemos hacer tras el primer arranque y pasar los primeros minutos tonteando de acá para allá, abre cámara, cierra cámara, instalando nuestras apps favoritas, etc, etc es ir al menú de “Información del teléfono” y comprobar si hay disponible alguna actualización del sistema; la última lanzada corresponde al 21 de Diciembre de 2015 (al menos mientras escribo este artículo) y esta echa sobre Android 5.1.

En cuanto al software, poco hay que decir, se trata como ya he dicho de Android 5.1 sin capa de personalización, que trae algún añadido; por ejemplo los ajustes específicos para la configuración de las tarjetas SIM.

El menú  Miravision dentro de los ajustes de la pantalla que suelen traer todos los smartphones con chip Mediatek, donde podremos configurar aspectos como el contraste, saturación, brillo de la imagen, nitidez, temperatura del color y contraste dinámico.

Dentro de los ajustes de la pantalla tenemos el menú “Con una sola mano” que nos permite usar el móvil redimensionando la pantalla y volviéndola más pequeña en la esquina inferior izquierda o derecha; el único pero que le veo a este modo es que para activarlo o desactivarlo debemos entrar en los ajustes, no hay una forma de acceder a ese modo de manera rápida (en MIUI por ejemplo se accede haciendo swipe desde el botón central hacia el lado izquierdo o derecho, según donde queramos situar la pantalla).

También encontramos el menú “Three fingers screenshots” con el que activandolo podremos tomar una captura de pantalla deslizando tres dedos sobre la pantalla (que por cierto es capacitiva de 3 puntos) hacia arriba, hacia abajo o realizando el gesto de pellizco.

Por último, encontramos el menú “Action” donde podremos activar ajustes tales como dar la vuelta al terminal para silenciar una llamada, descolgar al acercarnos el móvil a la oreja o pasar fotos moviendo la mano sobre el sensor de proximidad.

Si de lo que hablamos es del diseño, al menos a mi, es un terminal que me agrada a la vista, no obstante se parece al iPhone 6; en la parte inferior tenemos la salida de los altavoces y el micrófono, si seguimos girando el terminal llegamos hasta la parte superior donde podemos encontrar el jack para los auriculares y el puerto micro usb, dejando el lateral derecho del móvil para albergar los botones de volumen y power.
Por la parte inferior solo tenemos el flash y la cámara junto al logo de Ulefone.
La cara superior cuenta en su parte inferior con los botones hapticos de menú, salir y atrás de izquierdas a derechas y pulsando el central de manera continua accedemos a la multitarea.
En la parte superior está la cámara delantera, el led de notificaciones, el sensor de luz, el sensor de proximidad y el altavoz delantero para las llamadas.

En cuanto a su funcionamiento no se pueden poner muchas pegas; como he dicho he notado algún pequeño lag, si bien es cierto que fue solo al principio, parece que después de varios días de uso no se han vuelto a reproducir.

En cuanto a cobertura no tengo pegas, he seguido teniendo la misma cobertura que con mi móvil habitual, no he tenido ninguna perdida de cobertura y en todo momento he dispuesto de buen trafico de datos, tanto 3G como 4G.

En cuanto al GPS si he tenido un suceso que ya me ha pasado con otros móviles que equipan Mediatek; el posicionamiento es bueno y usando Google Maps me ha situado perfectamente en segundos.

Pero al llevar 45 minutos usando el GPS me salio el cartel de “exceso de temperatura” el cual cerré y el móvil siguió funcionando sin problemas salvo porque el volumen del altavoz bajo súbitamente y sonaba algo distorsionado, en cuanto se enfrió el terminal todo volvió a la normalidad.

* Debo decir que estoy valorando la posibilidad de tener yo la culpa de esto, ya que pongo el móvil en una zona donde recibe calor proveniente del coche, al pasarme este suceso con varios móviles estoy empezando a pensar que quizás es por el lugar donde lo situo.

El otro pero que le puedo poner a este terminal es el tiempo de carga, 8 horas, me parece completamente excesivo, vale que luego le puedes sacar un día completo de uso e incluso más; que teniendo en cuenta que no llevo ningún ahorro de batería activado y llevo todas mis apps comunes con la sincronización puesta, no es mal dato para una batería de 2250 mAh.

Pero 8 horas es hoy en día una barbaridad, puede ser que optar por un cargador de 1A de capacidad haya sido el error o que la gestión sea muy mala; sea como fuere con este terminal te tienes que olvidar de aquello de “como estoy con un 25% lo pongo media hora a cargar y me lo llevo con un 50%“.

Algo con lo que si cuenta este terminal y me gusta es el sintonizador FM, enchufas tus cascos (los originales están bien, cumplen con su cometido y son bastante cómodos, al menos para mis orejas) abres la app y te pasas todo el día escuchando tu radio favorita sin depender de los datos.

Conclusión:

El Ulefone Paris es un terminal casi redondo. Tiene un diseño acertado con un nivel de calidad percibida bastante alto. Los materiales empleados encajan muy bien y tienen buen aspecto.

El hardware si bien no destaca en ningún aspecto se mantiene a la altura de lo esperado y nos va a reportar muchas horas de buen uso.

Esta edición especial con funda tipo libro y cristal templado para proteger la pantalla es un acierto de compra, que se puede adquirir por 119,99$ en Gearbest o en Banggood siendo este último la versión sin accesorios.

Así que si estás buscando un terminal económico que cumpla con todo lo necesario para el día a día, este puede ser el tuyo; tan solo queda ver como se porta Ulefone con las actualizaciones para terminar de conseguir redondear este producto.