Todos creyeron ver la Mi Band 3, pero fue Xiaomi Amazfit Health

Y mientras todos hablaban de la Mi Band 3, que si venía, que si no, que era el reloj; que no tenían ni idea pero de algo tenían que hablar, me encantan las noticias de las grandes webs que nos desinforman a diario.

Finalmente Xiaomi lo que lanzó fue la Xiaomi Amazfit Health, y si hablamos de Amazfit debemos referirnos a Huami, que no es otro que el fabricante de todos los wearables de Xiaomi, bueno, de todos no, pero de los más importante sí.

¿Y que nos ofrece esta nueva smartband de Xiaomi?

Para empezar y porque es lo primero que nos llega a la vista, el diseño es diferente a las Mi Band. La Amazfit Health huye del concepto de pulsera y cuerpo separados, pasando a formar un sólo conjunto pero manteniendo la posibilidad de desmontar la pulsera y con el mismo tipo de anclaje que ya se viene usando desde la primera Mi Band.

El cuerpo principal se divide en dos zonas diferentes, en la parte superior tenemos la pantalla de unas escasas 0,4 pulgadas, hay que recordar que la Mi Band 2 tiene una pantalla de 0,42 pulgadas así que nos podemos hacer una idea del tamaño de mensajes que vamos a poder tener en la misma.

La parte inferior está destinada a la zona táctil, donde podremos realizar los gestos y pulsaciones para ver las diferentes informaciones en nuestra pulsera o activar la medición del pulso, por ejemplo.

En cuanto a la conectividad seguimos contando con Bluetooth 4.0, se ve que en Huami no se han enterado que desde finales de 2016 está disponible la versión 5.0 de esta tecnología inalámbrica.

Para alimentar la pulsera tenemos en su interior una batería de 95 mAh que según el fabricante nos durará unos 7 días, bastante menos de lo que actualmente aguanta la Mi Band 2.

En cuanto a la información que vamos a poder obtener con la Xiaomi Amazfit Health es más o menos la misma que en el resto de pulseras inteligentes.

Tomará datos de nuestra actividad diaria en cuanto a la cantidad de pasos dados, el sueño y sus fases, las pulsaciones y las calorías consumidas según el ejercicio realizado.

Pero cuenta con una particularidad que no es fácil encontrar en otras pulseras, la comprobación de nuestro estado cardiovascular.

Las mediciones del sensor de frecuencia cardíaca se combinan con las tomadas por los dos electrodos fabricados en Acero 316L que incorpora el cuerpo de la pulsera en su parte inferior.

Ambos datos a su vez son gestionados por el chip ECG (electro cardiograma), con el que la Xiaomi Amazfit Health podrá comprobar el estado de nuestro corazón, y mediante la diagnosis de nuestro HRV (variación de la frecuencia cardíaca) podrá detectar la posibilidad de sufrir arritmias o cardiopatías.

Todos estos datos y todas las configuraciones, además de la sección de compartir y ver la información de otros familiares y amigos, se gestionarán desde la app Amazfit o Mi Dong, como prefieras llamarla; que ha recibido un tremendo lavado de cara en sus últimas versiones y que por supuesto ya he comenzado a re-traducir de nuevo.

Lo peor de todo es el precio de la pulsera, de partida son 699 Yuanes que al cambio son algo más de 93€ pero como siempre deberemos pagar el sobre coste de tener que adquirirlas en algún reseller.

La puedes RESERVAR en GEARBEST por algo más de 127€ con envío a partir del 31 de Mayo.

label, , ,

About the author