Review Xiaomi MITU DIY

0

¡¡Encantado!! No hay otra descripción posible para la conclusión de la review de hoy, ya sea porque el frikismo me fluye por las venas o por ser el primer robot de estás características que entra en mi casa, pero el resultado de la ecuación es ese ¡¡me encanta el Xiaomi MITU!!

Para empezar es algo diferente a lo que solemos hacer en casa, ya sea solo o con los niños, y no sera porque no hemos pasado horas montando Legos, son ratos muy chulos en los que toda la familia nos reunimos alrededor de la mesa del salón y montamos nuestra última adquisición.

Pero este era algo especial, tanto que los dos días que duro el montaje, fueron como unas 4 o 5 horas en total, los niños tuvieron manga ancha para acostarse más tarde de lo normal.

En cuanto a las instrucciones decir que siguen el mismo esquema usado por LEGO, dibujos bastante claros y pasos muy escuetos, eso si, hubo un par o tres de veces que la perspectiva no era del todo clara, pero nada que no se resuelva con un par de vueltas al robot.

Durante el montaje vas viendo como poco a poco va creciendo hasta convertirse en una figura con 30 cm de altura, no está nada mal. Pero como todos los materiales usados son de plástico no resulta pesado moverlo.

Una vez colocada la última pieza estábamos todos deseando ver como se sostenía de pie el Xiaomi MITU y como respondía a las ordenes que le íbamos a trasmitir desde la app del móvil.

Y debo decir que no me decepciono para nada, incluso hoy en día sigo maravillado con lo bien que se sostiene, prácticamente desde el momento en el que lo dejas sobre el suelo mantiene perfectamente la verticalidad, tan solo necesita ir realizando pequeños movimientos con las ruedas para no caerse.

El manejo, sencillo, sobre todo si usamos el modo del típico mando de radiocontrol, es el más sencillo y además funciona muy bien, obedece con rapidez aunque como es evidente tiene un pequeño retardo  de milésimas de segundo desde que le enviamos la orden hasta que el robot la ejecuta.

También podemos usar el giroscopio para mover nuestro Xiaomi MITU por la casa, aquí la cosa se complica un poco, algo lógico dado que requiere de un periodo de adaptación para que sepamos cuanta inclinación debemos darle a nuestro smartphone.

El tercer modo, el planificador de ruta, es casi anecdotico, a los niños les encanta porque solo tienen que dibujar con el dedo sobre la pantalla del terminal la trayectoria que quieren que siga, pero el resultado no es que sea muy bueno, vamos, que supongo que lo ajustaran en un futuro porque a día de hoy cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Pero todo lo anterior para mi es lo de menos, si le pedí a Gearbest que me mandaran este robot fue por el modo de programación, que es la verdadera joya del Xiaomi MITU.

Mediante una programación muy al estilo de Scratch, moviendo cajas de texto e introduciendo pequeños parámetros, vamos a poder realizar un sin fin de acciones.

Además si no estás familiarizado con scratch o similares, no pasa nada, la app incluye unos pequeños tutoriales que mis hijos de cinco años han comenzado a resolver con algo de ayuda, por supuesto.

Tras unas cuantas lecciones y horas de uso a la batería le sigue quedando mucha carga y solo tu imaginación le puede poner limites a las posibilidades que nos ofrece y por si fuera poco, en cada actualización van aumentando las posibilidades con nuevas variables.

El único pero que se me ocurre ponerle es la falta de precisión, para que me entendáis, le programas que gire 90º y a lo mejor gira 85º, pero no creo que esto sea un dato muy relevante para este tipo de “juguetes”.

Y todo esto por un precio más que asumible para este sector, por unos 127€ en GEARBEST os podéis hacer con esta autentica maravilla ¡¡a que estáis esperando!!

Y antes de que lo preguntes ¡si! es compatible con las piezas de LEGO.