Review WOWSTICK 1fs Pro

2

El pasado mes de Julio publiqué un artículo en el que os hablaba de este pequeño destornillador electrónico y como en la anterior ocasión que os hable del Wowstick me quedé con las ganas de tener uno, esta vez no tuve más remedio que sacar mi cartera de paseo y darme un pequeño capricho.

Tardó relativamente poco tiempo en llegarme, unos diez días que viene siendo la media en los envíos de Gearbest. Y como no podía ser de otra manera, una vez que lo tuve en mis manos tenía que realizar el correspondiente análisis para enseñaros los pormenores del Wowstick.

Lo primero en lo que te fijas es en la buena presentación del kit, el estuche que trae presenta buen acabado, buen tacto y buena terminación, algo que se agradece; ya sabemos que la primera impresión nos entra por los ojos y si se acompaña del sentido del tacto, ya es posible que nos tengan ganados.

Procedo a abrir el estuche y ya veo por fin mi Wowstick con 3 stick donde vienen alojadas las 18 puntas que tiene este conjunto.

Echo mano del destornillador y compruebo que el tacto es correcto, cuenta con una pequeña textura en la superficie que resulta agradable y cumple con la función de evitar que nuestro destornillador se nos escurra de la mano.

Tamaño y peso son correctos, mejorables no obstante, pero dentro de lo lógico. Con el par de pilas triple A que debemos introducir para que funcione y una punta, el conjunto asciende hasta los 73 gramos de peso.

La gran variedad de puntas que vienen hacen prácticamente innecesario adquirir otros juegos para ampliar sus posibilidades, mientras lo usaba para hacer las pruebas desmontando diferentes equipos electrónicos no necesité echar mano de mi anterior juego con más de 30 puntas diferentes.

Algo que hubiera venido de perlas y que sí que eché de menos es que las puntas no están imantadas, el interior del alojamiento donde debemos ubicar nuestras puntas en el destornillador si que lo está, por lo que las bocas no se sueltan ni se caen, pero sin embargo los tornillos no se sujetarán en las puntas.

Por otro lado, la luz LED que incorpora el Wowstick en la punta no es lo que esperaba, se difumina demasiado para mi gusto y no consigue con un 100 por 100 de efectividad su cometido.

Con todo lo dicho anteriormente, tanto pros como contras, su principal función que es atornillar y destornillar sin esfuerzo la cumple a la perfección, presionas el botón, se enciende la luz LED y comienza a extraer nuestro tornillo de manera eficaz y para atornillar, basta con presionar la punta contraria del botón y comenzará a apretar.

Si el par de apriete entregado por el Wowstick, unos 3 N.m., no es suficiente, no hay ningún problema en poder usarlo de manera manual y terminar de darle el toque maestro, justo un cuarto de vuelta antes de que la rosca se pase.

Mi impresión tras haberlo usado es bastante positiva, tiene algunos matices que se podrían pulir pero aún así es un dispositivo que si eres el típico manitas con cientos de proyectos inacabados por casa, te gustará.

Lo mejor de todo es que el coste de este producto no es excesivo, los hay más caros y por supuesto mucho más baratos, aquí como siempre sois vosotros, los usuarios los que debéis decidir si su precio se corresponde con lo que vais a adquirir.

 En Gearbest tiene un coste de 49€, mientras que en Aliexpress lo podemos encontrar por algo menos de 29€, toda una ganga.