Review proyector Head Up Display

Aunque principalmente me dediqué al complejo mundo de Xiaomi, mayormente me considero un freake tecnológico o un geek, como más os guste. Y dentro de esa amplia definición entran este tipo de gadgets.
La idea surge al encontrarme por casualidad un anuncio de esos que acostumbran a llenar la pantalla de nuestro PC y si lo unes a que el mundo del automóvil es otra de mis grandes pasiones, la única posibilidad que hubo fue darle al botón de comprar para probar este artilugio.

A fin de cuentas tengo un coche que cuenta de serie con el dispositivo HUD y la verdad es que lo veo útil, muy útil. De echo siempre lo llevo activo y de un vistazo sin apartar la vista de la carretera tienes la información más relevante para que los señores agentes no tengan a bien colocarnos una receta.
Como digo, ya dispongo de esta tecnología en un coche, por lo que poder comparar me resulta bastante sencillo.
En primer lugar tengo que decir que el gadget en cuestión es grande, al menos el que yo elegí, se trata de una pantalla de 5,5 pulgadas por lo que hablamos de una caja de tamaño parecido a un móvil de esas dimensiones.
La terminación es correcta pero resulta evidente que no se han esforzado en crear un conjunto con terminaciones premium, podemos decir por tanto que cumple con su cometido y punto.
En cuanto a información recibida sí da la talla, es incluso más completo que el de origen de mi vehículo, entre otras cosas cuenta con las siguientes funciones:
  • Velocidad
  • Revoluciones por minuto
  • Consumo
  • Voltaje de batería
  • Temperatura del anticongelante
  • Alarma de velocidad
  • Alarma de temperatura del anticongelante
  • Alarma de tensión de batería
  • Aviso de cambio de marcha
  • Aviso de fatiga
  • Eliminación de códigos de avería
En mi opinión en este apartado sí que cumple con nota y en el más importante que es la visualización tampoco hay ninguna queja.
A plena luz del día se ve correctamente y por la noche más vale ajustar el valor de la luminosidad y bajarlo, ya que cuenta con mucha potencia lumínica y puede llegar a resultar molesto. En este aspecto debemos recordar que tendremos que pegar un film en el parabrisas para verlo completamente nítido.
Esto es lo que menos me ha gustado, ya que ese film se ve claramente desde el exterior y posiblemente los amigos de lo ajeno se fijen en ello.
Podemos optar no obstante por no pegar el film en el parabrisas, perderemos algo de nitidez pero en ningún caso resulta ininteligible, así que es un “pero” que deberemos tener en cuenta a la hora de hacernos con un HUD.
La instalación es sencilla, tan solo tenemos que conectar el cable al conector OBDII y arrancar nuestro vehículo, hecho eso comenzará a funcionar. Con una presión continua en la ruleta que hay en el lateral de la pantalla entraremos al menú de ajuste y nos podremos mover por la misma moviendo esa ruleta hacia arriba o hacia abajo. Para salir del menú, con otra pulsación larga será suficiente.
Si nuestro vehículo es relativamente nuevo, quizá no resulte muy interesante la compra de este gadget, a no ser que nos interese mucho la principal función del mismo que es proyectar la información en el parabrisas.
Pero si contamos con un vehículo algo más antiguo, no solo nos valdrá para la proyección del HUD, si no que puede que nuestro coche no nos dé tanta información como este gadget o por ejemplo que no contemos con control de crucero y al contar con aviso de velocidad pueda ser un plus más que nos ayude a decidir su compra.
Sea como fuere, tanto en Gearbest como en Banggood podéis encontrar diferentes formatos de estos HUD compatibles con vehículos con OBDII con precios que van desde los 30$ hasta los 70$.
Así que ya sabes, si quieres tener tecnología del presente para vehículos de principios de siglo, tan solo estás a un clic de conseguirlo.
label, ,

About the author