in Artículo

Xiaomi, y se hizo la luz (Cuando Philips encontró a Xiaomi)

Ayer os hablaba de la lámpara de Xiaomi para escritorio y los que estuvieran más atentos al texto se darían cuenta que al final del artículo decía lo siguiente “más teniendo en cuenta que ellos mismos lo incorporan en otra de sus lámparas de escritorio” evidentemente lo escribí con conocimiento de causa.
Ni que decir que el ritmo frenético de Xiaomi está a años luz del resto de fabricantes y en ocasiones se nos puede pasar algún lanzamiento por alto, más aún si tenemos en cuenta que como en este caso el dispositivo no lo lanza el fabricante Chino, sino Philips.

Este caso es bastante singular, Xiaomi no fabrica todos sus productos, más bien se podría casi afirmar todo lo contrario. Ellos diseñan un producto, buscan una empresa que se dedique a ese sector, contactan, colaboran, la otra empresa fabrica el dispositivo y Xiaomi presenta al mundo su último gadget orientado a dios sabe que (esto también lo digo con conocimiento de causa).
Sin embargo en esta ocasión es Philips quien lleva la voz cantante, de echo no podremos ver el logo de Xiaomi por ningún lado. Toda la vinculación de esta lámpara de escritorio con el fabricante Chino se ha quedado en la app para manejar la lámpara desde nuestro terminal.
Centrándonos en las características de la lámpara, puede trabajar con voltajes que van desde los 100 a los 240 voltios y cuenta con un panel led de 4W con una temperatura de color de 4000º kelvin, lo que le dará un tono neutro.
Cuenta con un control táctil en la base, con ese control podremos encender y apagar además de seleccionar el brillo con 4 niveles pre ajustados.
En la parte anterior de la base encontraremos tanto el conector para alimentar la lámpara como un puerto USB para poder cargar nuestro smartphone. Que es justo la diferencia más sustancial con respecto a la lámpara de escritorio que ayer os mostré.
Realmente el dispositivo de Philips aún contando con el puerto de carga USB me parece en términos absolutos que se sitúa por debajo del listón de la Xiaomi desk lamp.
Ambas ofrecen brazos articulados, ambas tienen conexión vía app con nuestro terminal, ambas cuentan con tecnología LED; pero las diferencias más allá del diseño son obvias.
La lámpara de Xiaomi cuenta con mayor potencia lumínica además de un rango de temperatura de color mucho más amplio, sin olvidar la inclusión de escenas inteligentes.
Por otro lado tenemos esta lámpara con el sello de Philips, mucho más conocida en el mundo, que incluye conector USB. Eso sí, tendremos que pagar un total de 89,91$ a no ser que te des prisa vayas a Gearbest e incluyas el cupón PhilipsGB con el que obtendrás 11$ de descuento.

Related Posts

Imagen de perfil de npir
Written By: